Archivo | VIAJES LEJANOS RSS for this section

Burdeos

Cuando una ciudad ha sido declarada por la UNESCO como Patrimonio Mundial, cosa que sucedió en 2007 con Burdeos, al amante de viajar le tiene que hacer pensar, al menos a los que no la conocen, que se necesita acercarse hasta ella para descubrir sus tesoros.

Es denominada como la Dama de la Aquitania francesa, por pertenecer  a esta región de Francia, desaparecida no hace mucho, pero que en unión de zonas limítrofes formaron la denominada actualmente Nueva Aquitania.

Se encuentra dividida en dos partes por el río Garona y unida por un puente de piedra que se le atribuye a Napoleón; además de otros más modernos, como el levadizo, que se eleva verticalmente para dejar pasar a los barcos de mayor calado.

P1100372

La historia de esta ciudad es muy amplia; baste decir que ha sido la capital de Francia en cuatro ocasiones y además fue muy importante durante la Revolución.

Tras una intensa limpieza y puesta al día de la ciudad, que se ha realizó en un periodo de unos quince años, se nos muestra en todo su esplendor.

El punto más importante de la ciudad es la denominada Plaza de la Comedia. En ella se pueden ver dos de los edificios más importantes de esta población: el Gran Teatro y el Hotel Intercontinental.

P1100339

P1100358

Si quisiéramos recorrer la ciudad, sin duda, es el sitio perfecto  para empezar. Cerca de aquí está la denominada explanada de Quinconces, donde se celebran todo tipo de actos culturales y sociales, en el centro de la misma hay un monumento en recuerdo a los Girondinos con dos fuentes a los lados. Se recuerda a esta gente que tan destacado lugar tuvieron durante la Revolución. Al final de esta plaza ya podemos encontrar el río Garona, en sus orillas dispone de grandes espacios de ocio y recreativos.

P1100344

P1100356

También se encuentra muy cerca la Plaza de la Bolsa, se necesitaron 20 años para su construcción y es, actualmente, el emblema por el que a la ciudad se la conoce en todo el mundo.

P1100366

Finalmente, también podemos encontrar la famosa calle de  Sainte- Catherine, la más populosa de la ciudad, repleta de establecimientos comerciales, cafeterías y restaurantes.

Vistos todos estos lugares no hay que pensar que ya conocemos a fondo la ciudad; nada más lejos de la realidad.

El centro de la ciudad no es demasiado grande por lo que es factible recorrerlo a pie, aunque hay un magnífico servicio de tranvías que te llevan a todos los sitios que son necesarios visitar.

En un breve recorrido llegamos a la Catedral de San Andrés, con una torre campanario donde podemos disfrutar de unas magníficas vistas, si alguien se anima con sus  231 peldaños.  Se la denomina Pey Berland, ya que es el nombre del arzobispo que la mandó construir.

P1100362

A sus espaldas, está situado el denominado Hotel de Ville, que es realmente el Ayuntamiento, un imponente palacio construido en la década de 1770.

P1100345

Si paseáramos por las estrechas calles de los barrios antiguos de Burdeos y visitáramos sus mercados podríamos tener una idea más o menos completa de todo lo importante. Solo nos quedaría por conocer el papel que desempeña el vino en toda esta Región y en la propia ciudad.

La cultura del vino que se profesa por estas tierras es admirable. La gran economía de la que se mantiene procede del vino y todo lo que lo rodea.

Es muy fácil acudir a catas, explicaciones y vistas a bodegas de la zona. Hay muchas visitas organizadas que facilitan empaparse de este aspecto fundamental en la ciudad.

Para conocer bien todo lo referente al vino es imprescindible visitar un edificio denominado La Cité du Vin. Es una infraestructura cultural dedicada a la visión del vino a través del mundo, diversas épocas y civilizaciones. Se trata de un edificio de cristal y aluminio muy llamativo que se divisa desde muchas partes de la ciudad; aquí te explica todo lo referente al vino y se puede contemplar veinte espacios temáticos diferentes.

P1100370

Son poseedores de diversas especialidades gastronómicas muy gustosas, como el foie gras y unos pastelillos muy afamados denominados canelés.

Burdeos no es una ciudad muy grande y es fácil de conocer. Pienso que no habrá nadie que la haya conocido y diga que no le gustó o no le enamoró.

 

 

París, nouveau rendez-vous

La ciudad de París siempre ha sido referencia para las visitas turísticas, nosotros la conocimos hace ya bastantes años, pero en el pasado mes de Agosto decidimos volver a visitarla para recorrerla más detenidamente.

Es inevitable hacer comparaciones de las dos visitas y algunas cosas me han sorprendido agradablemente, pero otras me han dejado totalmente preocupado por su olvido.

París proviene de un asentamiento celta, más concretamente de la tribu de los Parisii  (de ahí su nombre), que se estableció en la margen derecha del río Sena en el año aproximado de 259 a.C.

El actual nombre es del siglo IV, era la ciudad más grande de Europa en la época Medieval.

Su historia es muy extensa y no es este el sitio adecuado para su exposición, pero si es apropiado para hacer un recorrido visual por la ciudad.

Primeramente, decir que no cometimos el mismo error de la primera vez, en esta ocasión elegimos el hotel de residencia cuidadosamente, buscamos algo céntrico que nos permitiera aprovechar bien el tiempo disponible, huyendo de los problemas de tráfico que tiene esta ciudad.

El medio de transporte utilizado ha sido fundamentalmente el metro, en su Línea nº 1 están las mayoría de los principales lugares a visitar y también hemos recorrido a pié bastantes calles.

Reservamos un par de excursiones guiadas por Paris City Visión, están bastante organizados y su central quedaba realmente cerca del hotel, otro motivo por el que decidimos alojarnos en un hotel céntrico. Los paseos por el Sena al atardecer, son una de las mejores cosas que se puede hacer para conocer la ciudad.

No visitamos la primera vez  Los Inválidos, por eso es de las primeras cosas que nos dispusimos a conocer.

P1100425

P1100428

Interiormente me ha sorprendido la dejadez de algunas de sus instalaciones y el abandono de paredes, el paso del tiempo ha dejado huella, tampoco destaca la limpieza del exterior, al menos. Pero en sí el museo militar y la tumba de Napoleón que está en su interior es realmente espectacular.

Tumba de Napoleón

P1100435

Las calles de París me han parecido bastante oscuras y sucias, las pintadas están muy presentes en su paredes, es un mal de tantas ciudades, se debería de hacer algo en serio para acabar con ellas. La peligrosidad que muestran los usuarios de bicicletas y patinetes para con los peatones es realmente preocupante, no tienen ningún respeto, ocupan espacios que no les corresponden, al igual que no respetan las señales de tráfico y los pasos de peatones, tampoco hacen esto último muchos coches, por lo que me ha parecido una ciudad muy peligrosa para las personas que van caminando.

Francia tiene fama de tener una cocina deslumbrante, pero a nivel de un comensal medio, lo único que se encuentra en sus cafeterías y restaurantes son pizzas, hamburguesas, bocadillos, alguna ensalada y poco más. Por tanto, lo normal es tomar cualquier cosa o comer en un restaurante italiano. Los precios son muy altos para los españoles, tanto la comida como la bebida.  Utilizar los restaurantes caros está a la altura de muy poca gente.

Pero sí es positivo y merece conocerse sin duda sus monumentos:

Notre Dame, esta catedral tardará bastante tiempo en poderse visitar por las consecuencias del incendio recientemente acaecido.

P1100488

P1100383

P1100381

La plaza de la Concordia, la demás tráfico de París, inicio de los Campos Eliseos y donde se puede divisar un obelisco egipcio que tiene más de 3.000 años de antigüedad

P1100388

P1100389

El Arco del Triunfo, situado en la Plaza de la Estrella, conmemorativo de importantes batallas y donde se encuentra la tumba del soldado desconocido

P1100450

El Sagrado Corazón en el famoso barrio de Montmartre

P1100397

P1100399

Teatro de la Ópera

P1100413

 

La Plaza Vendome, una de las más lujosas de París y donde están muchas de las joyerías más caras

P1100396

P1100405

El Museo de Orsay, con una importante colección de pintura impresionista, situado junto al Sena. para mi gusto el más bonito de la ciudad.

P1100441

La famosa sal de fiestas Lido

P1100454

El lugar más visitado de París, la torre Eiffel

P1100456

Ayuntamiento

P1100466

Las preciosas vidrieras de Sainte-Chapelle

P1100481

Otra cosa que no visitamos la primera vez fueron la Galerías Lafayette, importante centro comercial, al menos es atractivo conocer su interior, con independencia de que se quiera comprar o no, así como subir hasta la cubierta y ver las vistas de París desde ese punto.

P1100423

P1100414

P1100415

P1100421

Tengo la esperanza que con motivos de los Juegos olímpicos que se celebrarán en Paris en el año 2024 y por medio de todas las obras que ya se están realizando y se realizarán, la ciudad vuelva a su esplendor, al igual que seria necesario tener un metro y autobuses urbanos más actualizados y con aire acondicionado.

Aún con todas sus pegas, París siempre merece la pena visitarla.

 

Torre Eiffel desde el Sena (parís)

Un bonito paseo en barco cuando anochece

 

Moscú (2ª Parte)

Las dimensiones de la ciudad, la dificultad con el idioma y otras consideraciones en la preparación del viaje, nos condujo a la contratación de un touroperador local en habla hispana, bastante escasos por cierto, Guiamoscow compuesto por una serie de profesionales del turismo, son capaces de satisfacer tus necesidades, aconsejarte y hacer que se pierda el menor tiempo posible dentro de esta gran ciudad. La persona que más nos acompañó en estos días fue Yicsy, a la que estamos muy agradecidos por su trabajo.

A la hora convenida, nos vinieron a buscar al hotel y desde aquí empezar nuestro recorrido del segundo día, ya programado y pactado con la Agencia.

Empezamos visitando el metro y las estaciones decoradas más importantes.

p1100093

p1100097

p1100100

Seguidamente fuimos a visitar el Kremlin  (significa muralla), con sus catedrales y la denominada Armería, un museo muy curioso donde se muestran joyas, ropas, armas, y carruajes de la época de los zares, es el más antiguo de los museos de la ciudad. En los jardines exteriores de nombre Alexander y junto a la muralla podemos contemplar la Tumba al soldado desconocido, con el cambio de guardia que tiene lugar cada hora.

Plaza Roja

p1100019

p1100020

p1100021

p1100028

Las catedrales

20180828_145908

20180828_145917

20180828_152340

p1100122

p1100131

 

p1100133

Kremlin

(Maqueta)

p1100082

p1100123p1100124

p1100128

La Armería

p1100135

Jardines Alexander y Tumba soldado desconocido

p1100063

p1100068

p1100069

A la salida podemos encontrar la Catedral de San Basilio y la Plaza Roja  º(“bonita” en ruso antiguo), es su plaza más famosa, ocupa más de 23.000 metros cuadrados y fue declarada  Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, junto con todo el conjunto del cercano Kremlin.

 

p1100041

También podemos visitar en uno de los lados de la Plaza, un centro comercial denominado GUM, con tiendas de marca y un importante delicatesen de especialidades rusas, muy poco accesible a la mayoría de los rusos, por los altos precios. En el centro de la ciudad hay varios centros comerciales que son espectaculares.

P1100015.jpg

p1100017

Cerca de la entradas principal de la Plaza Roja hay un imponente edificio de color rojo, dedicado al Museo Estatal de Historia.

20180827_102807

 

Moscú (1ª Parte)

Siempre había dejado de lado la visita a la ciudad de Moscú, la dificultad con el idioma siempre me había retraído, pero ya que mi mujer estaba deseando conocerla, a finales de Agosto 2018 nos decidimos. La verdad es que nos decidimos antes, la planificación del este viaje no puede improvisarse y hay que tomarse su tiempo.

El vuelo de ida lo hicimos con Iberia, muy puntual en la salida.

20180826_165026

A las orillas del río Moscova se encuentra situada Moscú, atraviesa la ciudad del noroeste al sureste. Se trata de la capital de la Federación Rusa y la más grande e importante del país.

Centro político, económico y cultural, en donde habitan aproximadamente 12 millones de personas, mayoritariamente de religión ortodoxa y considerada la más populosa de Europa.

No se conoce realmente la fecha de su fundación, pero los primeros datos conocidos provienen del 4 de Abril de 1147, siendo en el Siglo XIII cuando se la nombró capital del llamado principado de Moscú.

Repleta de historia en todas sus calles, se ha convertido en una ciudad moderna, muy viva. Todos los días recibe la visita de aproximadamente 1 millón de personas que acuden a sus centros de trabajo o hacen turismo por ella.

Es de destacar la limpieza de sus calles (ausentes de pintadas), sus transportes públicos, fundamentalmente el metro, donde sus trenes acuden prestos a las distintas estaciones cada dos minutos, siendo el único medio aconsejable de utilizar, las calles están colapsadas por el inmenso tráfico. Se dice que por cada moscovita hay dos automóviles.

Empezar la visita de una ciudad tan grande y con tantas cosas que conocer es complicado,  si es que no se hace una planificación previa, por lo tanto la primera decisión a tomar es la situación del hotel que se utilizará durante la estancia. Hay hoteles que requieren más de una hora hasta llegar a ellos desde el centro de la ciudad y luego otro tiempo parecido para volver, por eso  si se puede elegir uno céntrico habremos ganado mucho tiempo para dedicarlo a otras cosas. Nosotros nos decidimos por el Hotel Metrópoli, en pleno centro y a 5 minutos andando de las principales visitas turísticas.

20180827_132241

Vistas desde la habitación

20180827_081740

Desde aquí encontramos muy cerca

Ballet Bolshoi

20180827_175823

Museos

20180827_102626

20180827_102807

Y desde luego el Kremlin y la Plaza Roja, en la que destaca la catedral de San Basilio

20180827_111441

 

Continuara

Paseo por el río Moscova (Moscú)

Una de las cosas más agradables que se pueden hacer en Moscú, es dar un paseo en barco por el río Moscova, contemplar el Kremlin y ciertas basílicas desde el propio barco le da una dimensión diferente.

El metro de Moscú

Conocido como el Palacio del Pueblo, se trata de una obra de arte grandiosa, fue inaugurado en el año 1935 estando en el poder Stalin.

Su uso es muy grande, ya que las doce líneas que tiene son usadas por más de seis millones de personas diariamente. Para los extranjeros no es muy fácil utilizarlo ya que los nombres de las estaciones e indicaciones solo están en ruso.

En algunos sitios hay que utilizar la numeración de cada la linea para no perderse.

Lo mejor que tiene es la frecuencia de paso de los trenes, nunca supera los dos minutos de espera en la horas más habituales de utilización.

Se trata de un museo en si, ya que más de 20 estaciones están decoradas de una manera increíble,

Aquí algunos detalles de estaciones y decoración:

P1100101

P1100100

P1100098

P1100097

P1100096

P1100095

P1100094

P1100093

P1100092

P1100091

P1100089

P1100088

Una estación sin decorar

P1100099

Sergiev Posad (Rusia)

Saliendo de Moscú hacia el norte y a una distancia de 70 km, se encuentra el pueblo y monasterio Sergiev Posad (monasterio de San Sergio), se trata de un recinto amurallado en donde se encuentra el sitio más importante de la religión Ortodoxa, el denominado Vaticano ruso.

Aquí se pueden ver monumentos y basílicas de gran interés, también encontramos la residencia del Patriarca, máxima figura de la mencionada religión.

Se crea en el siglo XIV y tiene gran transcendencia en la historia de Moscú y Rusia.

P1100219

Los muros que lo rodean son de varios metros de ancho y unos 12 de altura, aquí resistieron unos cuantos rusos la invasión de unos 15000 polacos por el plazo de unos 16 meses.

P1100214

Todas las iglesias tienen muchas obras de arte y su visita es obligada, también podemos encontrar un seminario.

Lo principal de conocer es:

Iglesia de la Trinidad

P1100220

Catedral de la Asunción, mandada construir por Iván el Terrible

 

P1100244

Residencia del patriarca, aunque suele estar en Turquía

P1100238

Campanario barroco

P1100237

La iglesia más grande del recinto

P1100225

P1100232

Realmente es un sitio interesantísimo de conocer

P1100240

P1100245

 

 

 

 

 

Parque Nacional de los lagos de Plitvice (Croacia)

Se trata de un parque que en su totalidad es pura naturaleza. Proclamado como parque nacional en el año 1949, es el más antiguo de todos los de Croacia y fue registrado por la UNESCO en la Lista del Patrimonio Mundial de la Naturaleza.

Se encuentra situado a unos 430 km por carretera de Dubrovnik  y a 130 km de Zagreb, dos de las principales ciudades de Croacia. Se le puede localizar en el centro de Croacia, región de Lika que se extiende desde Senj hasta Jablanac, incluso llega hasta las costas de Dalmacia. La manera más cómoda de llegar al sitio es por carretera en coche o autobús, ya que cualquier otro medio de transporte deja bastante retirado del Parque.

Su extensión es de unas 30.000 hectáreas, se trata de una sucesión de 16 lagos de los que se compone, igualmente dispone de cascadas y pequeños riachuelos. Los lagos se extienden por unos 5,5 km de longitud.

P1090584

Al ser el más famoso y visitado de Croacia, es importante elegir las fechas para conocerlo e intentar hacerlo entre semana, para poder disfrutar en detalle de sus vistas.

El árbol más abundante en el Parque es el haya, casi llega al 75% del total de su masa arbórea, también tiene pinos, abetos, etc. En cuanto a la fauna salvaje que aquí habita la componen linces, ciervos, urogallos, osos pardos, águilas, etc.

La estructura del Parque está compuesta por dos plataformas, la superior que la forman doce lagos (denominada Lago superior) y la parte inferior en donde encontramos otros cuatro más (denominado Lago inferior).

 

P1090545

P1090555

P1090558

Las infraestructuras de las que dispone hace que las visitas al mismo se puedan plantear de dos maneras diferentes, como simple visita o pernoctando en algunos de sus pequeños hoteles o en áreas de camping, aunque no son muy numerosas.

P1090560

P1090562

P1090563

Dispone de un aparcamiento grande, dividido en dos localizaciones diferentes que se corresponden con las entradas norte y sur del Parque, pero con frecuencia se ven congestionados con la cantidad de visitas que recibe. Igualmente dispone de restaurantes, zonas de picnic y un supermercado.

La visita necesita de varias horas para llegar a conocer todos los rincones y existen dos posibles itinerarios, iniciándose por el Lago superior o por el  inferior; es importante retirar el mapa del recorrido en la entrada. Ir ascendido poco a poco los lagos e ir ganando visión de la extensión del Parque, predispone a que la visita se inicie por el inferior. Se puede finalizar la visita con un paseo en barco eléctrico por el lago Kozjaky y posteriormente tomar un pequeño tren (solo entre los meses de abril a septiembre),  que cada media hora, se dirige a las dos entradas (incluidos ambos en el precio de la entrada).

P1090578

P1090581

Las aguas cristalinas de la zona permiten ver con toda nitidez la fauna acuática de los ríos y lagos. Es muy diferente visualizar algo desde una orilla u otra de los lagos, los colores y brillos cambian constantemente.

P1090541

Para los amantes de las cuevas y su exploración, también es apropiado, ya que ni siquiera están exploradas algunas de ellas. Dos de las principales tienen por nombre Golubnjača y Šupljara, se encuentran en la orilla del lago Kaluđerovac,  en otras dos de nombre Čudinka y Rodic, se han descubierto restos del gigantesco Oso de las Cavernas, especie que se extinguió hace  10.000 años.

La contemplación en época de invierno de las cataratas completamente congeladas también hace que la visita sea muy atractiva.

El Parque corrió una amenaza muy grande cuando guerrilleros serbios lo tomaron y amenazaron con la voladura de los lagos, pero finalmente no lo hicieron y se ha podido conservar íntegramente.

El precio para hacer la visita depende de la estación en que se haga y de la demanda en esa época, oscila entre 8 y 24 Euros al cambio.

La mejor época para hacer la vista es a finales de verano u otoño, para captar los distintos colores de las plantas. En invierno la visita se hace casi imposible debido a la gran cantidad de nieve que suele caer por la zona.

Visitar Plitvice es un regalo para la vista y el olfato, lejos de los ruidos y humos de las ciudades, los sentidos toman otra dimensión cuando estás inmerso en la naturaleza como la que hay en este lugar.