Monasterio de Yuste (Cáceres)

El Monasterio de San Jerónimo de Yuste se encuentra situado en un pueblecito de la provincia de Cáceres de nombre Cuacos de Yuste.

Aunque ahora no funciona como monasterio, es un sitio muy visitado ya que entre sus paredes hay mucha historia, sobre todo al ser el último lugar donde residió y murió Carlos I de España.

Fue declarado en 2007 como Patrimonio Europeo.

El conjunto tiene dos partes muy distintas, por un lado el monasterio y por otra el palacio que se hizo construir el Rey para su retiro.

La entrada principal

P1100509

Dispone de dos claustros bien diferenciados:

El mayor en superficie

20190912_114426

P1100495

El menor en superficie

20190912_115611

P1100505

Los interiores no pueden fotografiarse, por lo que el palacio solo puede mostrarse desde su entrada y su jardín.

P1100503

P1100501

P1100502

 

De su página web:

La agradable discreción arquitectónica de este monasterio y del adjunto “Cuarto Real” de Carlos V contrastan con la fama mundial del lugar y el nivel casi mítico que alcanzó en la cultura de la Edad Moderna como lugar de retiro del Emperador, que tras abdicar hizo de este monasterio jerónimo el refugio donde prepararse para su muerte, que tuvo lugar aquí el 21 de septiembre de 1558.

Este monasterio jerónimo había sido fundado en 1408-1414 bajo el patrocinio del Infante Don Fernando, hermano de Enrique III. Uno de sus claustros es gótico y el otro renacentista, contemporáneo de la iglesia construida en 1508-1525. A consecuencia de la Ley General de Desamortización de 1836 el conjunto fue vendido y comenzó a degradarse hasta que en 1857 lo compró el Marqués de Mirabel, que comenzó a repararlo y abrió de nuevo la iglesia al culto. Fue declarado monumento histórico-artístico por Decreto de 3 de junio de 1931 y tras la Guerra Civil, una vez cedido al Estado, comenzó la restauración dirigida por el arquitecto José Manuel González-Valcárcel y terminada en 1958.

El “Cuarto Real” fue construido por Gaspar de Vega en 1554-55 según las instrucciones del Emperador. Destaca su sencillez y la lógica distribución para un retiro religioso, situado junto al altar de la iglesia bajo el cual el emperador pidió ser sepultado, y de donde Felipe II ordenó trasladar los restos de su padre al Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Al pie de las ventanas del emperador se extiende la huerta, con amplio estanque que servía tanto para el riego como para que el retirado monarca pescase.

El Monasterio de San Jerónimo de Yuste se integró en Patrimonio Nacional en 2004.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: