HE AUTOEDITADO EN PAPEL, como Dostoievski, Twain, Alan Poe, Hemingway… Y me siento orgullosa de mi trabajo.

Un libro excepcional que hay que leer

Soy mi palabra

10639719_731873163561182_2682665875314583483_n

En varias ocasiones he comentado que, después de mi experiencia con editoriales, tenía la intención de autoeditar mis próximas obras. Conste, una vez más, que nadie me engañó, simplemente me pudo el ansia  y no valoré objetivamente lo que me ofrecían y las consecuencias. La cuestión es que tal y como yo lo veo, en estos momentos más que nunca la autopublicación es una opción muy interesante para el autor. Es más, no me cabe duda de que la dignidad de la obra la aporta en su totalidad el propio escritor, no las marcas y sellos editoriales. Como en cualquier labor, el celo que ponga el artesano en su creación es lo que otorga valor al resultado. En nuestras historias hemos de poner el corazón y la cabeza a partes iguales; son sueños nacidos del don que se pulen con el oficio. Todo lo que ocurra después servirá o no…

Ver la entrada original 772 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: