BILLETE DE VUELTA

Siempre planteas un sentimiento a seguir ….

Soy mi palabra

madre-y-dos-hijas-que-juegan-en-hierba-13762349

Hacía más de siete años que no pisaba su hogar. Se fue dos días después de cumplir los dieciocho años; una amiga le prometió trabajo y cobijo en Canadá y con el dinero que recogió, después de soplar las velas, y lo que tenía ahorrado se compró el billete de avión. La amiga no resultó serlo tanto, pero consiguió empleo de limpiadora en una fábrica de maderas y matricularse en la universidad. No lo soportaba más, estaba cansada de vivir en una casa desierta de amor, había crecido en la más absoluta soledad. Su madre y su hermana la habían obligado a dejar los estudios; pero no les debía nada. Sí, trabajaría, aunque para labrarse un futuro, no para ellas.

Nunca les dio su dirección ni su teléfono, pero alguien supo de su paradero y mientras se enfundaba la bata blanca sonó su móvil:

―¿Susana?, ¿eres tú?

―Sí, sí, ¿quién…

Ver la entrada original 363 palabras más

3 responses to “BILLETE DE VUELTA”

  1. Mercedes Pinto says :

    Me encanta ver este relato en tu casa. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: