Archive | 8 mayo, 2012

Turismo industrial

28 días alojados en Cádiz

Unas 1.200 personas conviven día y noche a bordo del ‘Grandeur of the Seas’ mientras Navantia somete a este crucero de la Royal Caribbean a una serie de reparaciones

Joaquín Benítez / Cádiz | Actualizado 08.05.2012 – 09:35

zoom

El buque llegó a Cádiz cargado de tripulantes que deberán permanecer viviendo en el Grandeur of the Seas mientras éste se repara en Navantia.

Los inventores de “palabros” lo llaman turismo industrial. Pues eso, gracias a la reparación a la que Navantia está sometiendo al crucero Grandeur of the Seas, de la Royal Caribbean, 1.200 personas están haciendo en Cádiz eso, turismo industrial.

¿Y esto que es? Desde que entró en el dique seco de la factoría gaditana el pasado 3 de mayo, 1.200 personas, entre tripulantes del buque y técnicos llegados a Cádiz desde fuera de la provincia, están viviendo a bordo de este crucero de lujo.

Serán 28 días, el plazo en el que Navantia se compromete a tener el buque listo, en los que esta población flotante (no flotan en realidad porque permanecen sobre seco) pasea por Cádiz, toma copas por Cádiz, telefonea desde Cádiz…

Las dos poblaciones juntas de Benaocaz (751) y Villaluenga (485) suman más o menos el mismo censo que hoy guarda en sus cubiertas el Grandeur of the Seas. De hecho se convierte estos días en una imagen usual los grupos de personas con camisetas o monos con el nombre de Royal Caribbean que se pasean por la ciudad o bien que enfilan la Carretera Industrial en busca del siempre socorrido El Corte Inglés.

Fuentes portuarias indican que “es un beneficio más que habría que sumarle a la estancia de un buque en reparación en el astillero gaditano”. De hecho, Víctor Gómez, director de la consignataria Pérez y Cía., confesaba hace unos días a este periódico que “nosotros ya vendemos a nuestros clientes, a los reales y a los potenciales, el puerto de Cádiz y su astillero”. Y es una realidad pues es algo ya habitual que las consignatarias, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) y Navantia acudan juntos a las principales feria de cruceros del mundo.

Y otra confesión que llegaba por parte de las fuentes antes citadas pero no reveladas es que Royal Caribbean es precisamente una compañía que “cuida mucho a sus trabajadores y, conscientes de que este mes se ven obligados a estar varados en un punto fijo, les otorga los mejores cuidados”.

Es una pena que el avituallamiento de este buque, la comida y las bebidas que consumen, entre otras cosas les llega gracias a servicios internos de la compañía norteamericana, por lo que, en este aspecto su estancia no supone un beneficio económico mayor.

La consignataria Vapores Suardíaz, con Joaquín Nieto, su director, al frente, es la empresa en la que Royal Caribbean ha depositado su confianza para que estas 1.200 personas pasen por el dique gaditano con más gloria que pena. Cualquier problema relacionado con sus estancias en Navantia Cádiz queda en manos de Vapores Suardíaz.

Por fortuna, Navantia tiene ya en cartera varias reparaciones de cruceros para lo que resta de 2012 y para 2013 y 2014 pero, como los artistas, prefieren no adelantar nada hasta no tener “pájaro en mano”.

diariodecadiz.es