Archive | 1 mayo, 2012

Abu Simbel (Egipto)

Hace unos años tuve la oportunidad de hacer dos cruceros en Egipto, uno el clásico del Nilo y otro un poco menos usual como el que discurre por el Lago Nasser. Éste se inicia en el lugar que más me gustó de todo Egipto, algo que me pareció espectacular, el denominado templo de Abu Simbel.

En realidad son dos templos que se excavaron en la roca. Su construcción fue sobre el año 1284 a.C. y su promotor Ramsés II.

Debida a la construcción de la presa de Asuán y crear así el lago Nasser, fue necesario su traslado desde su lugar original hasta el que ahora tiene, estando muy cerca de aquél. Existen vídeos de esa proeza de ingeniería donde se pueden apreciar todas las fases del traslado que es sumamente interesante.

 El mayor templo está dedicado a Ra, Ptah y Amón. En la roca de la fachada se esculpieron cuatro estatuas colosales que presentan a Ramses II. El templo menor está dedicado a la diosa Hathor, personificada por Nefertari, esposa favorita de Ramsés.

En los días 21 octubre y 21 febrero de cada año, los rayos solares penetran hasta el santuario, situado al fondo del templo, iluminando las caras de Amón, Ra, y Ramsés, quedando sólo la cara del dios Ptah en penumbra, pues era considerado el dios de la oscuridad.

Es un espectáculo ver desde los barcos el amanecer y ver como se empieza iluminar el templo; esa es la mejor hora para visitarlo ya que luego hay muchísima gente y el calor suele ser muy intenso.

Las fotografias son de Imanol Turiel y Conchi Castañeira (aquí se puede ver su blog http://www.vacacionesencrucero.es/)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.