Archive | 10 abril, 2012

Casa Ojeda (Burgos)

En todas las ciudades y pueblos de nuestra geografía hay un sitio especial para poder comer, uno son más elegantes y otros menos, pero normalmente en esos sitios se come muy bien.

En Burgos yo siempre me inclino por casa Ojeda, que no es muy barato pero se come muy bien.

Tiene muchos premios ganados y en un pequeño librito que puedes llevarte dice:

“Incline respetuosamente su testa el afortunado comensal ante la soberana presencia del cordero burgense. La muy vieja Casa Ojeda labró su muy vieja fama sobre interminables pirámides de corderos. Aún resuenan entre estos vetustos muros los balidos recentales de miradas de ternarios y cancines; dulces, piadosas y humildes reses lanares que, en ovino holocausto gastronómico, saturaron de paz borereguil innumerables aparatos digestivos. El cordero, símbolo y arquetipo de la paz, trajo paz y sosiego a miles de comensales ………..”

Estamos en Castilla donde el cordero es algo más que un alimento. Los precios son un poco altos, pero el servicio y la calidad de la comida excelentes.

http://www.restauranteojeda.com/

Al restaurante se entra por la fachada principal

En el piso de abajo hay cafetería, pastelería y venta de productos típicos de la zona. Por lo que para el restaurante hay que subir un piso

Si está lleno puedes esperar sentado

En caso contrario puedes pasar al salón

Lo más típico de comer en este sitio es la Sopa Castellana Actualizada o también llamada en decostrucción (versión moderna de la conocida sopa)

El cordero asado en su propio horno

Y de postre su afamada tarta de hojaldre con crema y nata