Archive | 28 febrero, 2012

Costa Allegra (actualización)

Informado por Costa cruceros hoy a las 9:30 h:

El riesgo de incendio es uno de los que se considera más seriamente a bordo de un barco y por tanto, está sometido a especiales medidas de prevención, entrenamiento del personal y planes de protección activa.
Todos los buques, desde las etapas de diseño y construcción, se construyen con criterios y materiales que los hacen seguros y fiables en lo relativo a la prevención de incendios.
Conforme a lo dispuesto por los diversos reglamentos internacionales y a los procedimientos de la propia Compañía, todos los sistemas y equipos de protección contra incendios son sometidos a pruebas e inspecciones regulares.

La estructura del buque en sí misma está diseñada para aislar el fuego en caso de incendio, de modo que éste sea más manejable y menos peligroso. Para este fin, el buque está dividido en varias zonas verticales, separadas por unas mamparas metálicas especiales de gran espesor y equipadas con puertas cortafuegos con las mismas características que las mamparas que, una vez cerradas, ya sea de forma manual o desde el puente de mando, se convierten en divisiones retardantes del fuego.
La ventilación, extractores de aire y conductos de aire acondicionado están equipados con amortiguadores especiales para el fuego, cerrándose automáticamente en caso de altas temperaturas con el fin de parar el flujo de aire, para evitar la alimentación del fuego.
Todas las zonas del barco, incluyendo las áreas de alojamiento de los pasajeros y la tripulación, están equipadas con detectores de incendios que señalan automáticamente la presencia de humo o altas temperaturas en el puente de mando. Por otra parte, cualquier persona a bordo, puede alertar del comienzo de un incendio por medio de las numerosas alarmas de accionamiento manual distribuidas a lo largo de la nave.
Si la temperatura alcanza niveles elevados, miles de cabezas de aspersores situadas en el techo, se activan automáticamente.
Algunos espacios especialmente peligrosos están protegidos mediante sistemas fijos de extinción de incendios (por ejemplo: dióxido de carbono para la zona de máquinas, vapor para las campanas de la cocina, agua nebulizada para las freidoras, etc.)
A lo largo de la embarcación y en todos los espacios hay además cientos de extintores portátiles de diferentes tipos (para su uso en diferentes tipos de incendio); así como estaciones permanentes, equipadas con mangueras conectadas a una planta de agua a presión.
La eficacia de todos los equipos de extinción de incendios está garantizada por un mantenimiento regular, así como por pruebas periódicamente calendarizadas en precisos intervalos de tiempo.
El equipo humano contra incendios, está integrado por expertos altamente cualificados en esta materia, quienes se encuentran siempre a bordo y participan en ejercicios regulares. Además, todos los miembros de la tripulación participan en las sesiones de entrenamiento práctico y en cursos teóricos en los que se les enseña cómo reaccionar en casos de incendio o humo, el uso de los equipos de extinción de incendios y los procedimientos a seguir.

Estas medidas permitieron poner rápidamente bajo control el fuego y extinguir el incendio en la sala de generadores del Costa Allegra.