Bilbao (Abril 2010)

Semana Santa

Los pasados días de Semana Santa he estado visitando Bilbao, una ciudad del norte de España hacía mucho tiempo que no visitaba, además mis últimas visitas fueron por motivos de trabajo y por tanto nada aprovechables para conocerla.

Me he encontrado una ciudad totalmente cambiada ya que ha pasado de ser una ciudad “negra” y sucia a otra muy cuidada con una apuesta por el aspecto cultural muy importante.

Actualmente Bilbao tiene una población de unos 350.000 habitantes y si contamos los pueblos limítrofes la población de acerca a 1.000.000 de habitantes, lo que la hace una ciudad (al menos en su parte central), muy asequible para visitarla a pie, dando bonitos paseos.

Es una ciudad totalmente rodeada de montañas de una altura media, que hace que parezca que la ciudad está situada en un “agujero”, de aquí el nombre cariñoso que tiene en euskera (idioma del País Vasco), de “botxo”.

Fundada en el siglo XIV como un punto eminentemente comercial y sobre todo por su actividad portuaria. En los siglos XIX y XX sufrió una fuerte industrialización, fundamentalmente en la comercialización del hierro extraído de sus propias canteras. Actualmente es una ciudad de servicios y con su apuesta cultural enorme, siendo su más importante símbolo el museo Guggenheim, obra del arquitecto canadiense Frank Gehry y que se terminó de construir en 1.997 (por la empresa en la que trabajo).


Esta foto de Bilbao es cortesía de TripAdvisor

En cuanto a la gastronomía he de comentar que es muy variada y sobre todo está basada en el bacalao (hay más de 300 recetas diferentes), las angulas (difícilmente se encuentran y sus precios son muy altos), los chuletones, los chipirones en su tinta y en los postres destacan los “canutillos” (de crema). Pero se puede encontrar de todo y de muy buena calidad.

Todos los sitios de restauración suelen tener una extensa carta de vinos, siendo el más afamado de la zona el chacolí, un vino blanco muy seco que siempre se sirve frío.

En realidad es una ciudad para visitar de una manera cultural y gastronómica  la vez.

Su clima es templado y suele tener abundantes lluvias.

Mi visita se ha basado principalmente en conocer su nueva arquitectura, los edificios principalmente modernistas y góticos (gótico vasco) y conocer las dos márgenes de la Ría que lo atraviesa, después de la eliminación de muchísimas industrias, principalmente los Altos Hornos, que como curiosidad puedo mencionar que solo queda uno en activo y el resto fueron vendidos a la India, donde aún funcionan.

Seguidamente os presento un pequeño tour fotográfico de la ciudad:

Diputación Foral


Esta foto de Bilbao es cortesía de TripAdvisor

Teatro  Arriaga


Esta foto de Bilbao es cortesía de TripAdvisor

 

Catedral

lplYrLSwHXdc

También me gustaría comentaros, que hice un pequeño crucero de dos horas de duración, donde se puede contemplar la ciudad desde otra perspectiva y sobre todo los municipios limítrofes de Baracaldo, Erandio, Portugalete, Getxo (precioso pueblo residencial), etc.

Éste último pueblo cuenta con un conocido transbordador para personas y vehículos (Patrimonio de la Humanidad), que actualmente sigue en uso. De este tipo solo quedan en el mundo 7.

hanging-bridge-puente

Me han gustado mucho sus procesiones, sobre todo con la seriedad con las que se hacen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: